Historia de la Feria del Mueble de Yecla

Historia

El municipio de Yecla es actualmente en un importante núcleo industrial, que centra su actividad en el sector de la madera y el mueble. Cuenta con casi 500 empresas dedicadas a la fabricación de muebles y tapizados, y auxiliares y afines del mueble, el tapizado y la madera.

Este desarrollo industrial es reflejo del carácter emprendedor de los yeclanos, que los documentos históricos de los siglos XVII y XVIII dejan entrever cuando ofrecen datos del gran número de carpinteros, aperadores y toneleros existentes en Yecla, actividades relacionadas con el trabajo artesanal de la madera y la elaboración de variados productos derivados de la madera. De igual modo, durante el siglo XIX, se incrementa el número de serrerías mecánicas y comienzan a fundarse talleres de fabricación de mesas y sillas, cuya comercialización se realizaba en las provincias limítrofes. Estos talleres fueron el germen del proceso de industrialización yeclano.

 

En el siglo XX, en la década de los años 20, con la llegada de maquinaria más moderna, comienzan a surgir industrias dedicadas a la ebanistería. Pedro Chinchilla Candela y Rafael Azorín Fernández fueron pioneros en establecerse como fabricantes de muebles de ebanistería en Yecla, logrando comercializar sus productos en diversos puntos de la geografía nacional.

A ellos siguieron otros oficiales, como Francisco Azorín Tevar, Beltrán Puche Súcar, Tomás Pou Alonso, José Cano Candel o José Villanueva, cuyas pequeñas empresas de carácter familiar configuraron, en mayor o menor medida, un modelo de tejido industrial que hoy día es el sostén de la economía local. Sin embargo, la primera gran crisis del sector sufrida en el pasado siglo XX arruinó esos pequeños talleres con ciertos aires industriales. Entonces, el párroco arcipreste de Yecla, José Esteban Díaz, impulsó la creación en 1949 de la Cooperativa de Obrera de Muebles, Comed, en la que llegaron a emplearse alrededor de 150 trabajadores.

Los aprietos económicos que sufrió la Cooperativa abocaron este gran proyecto empresarial a su cierre definitivo y muchos de los empleados se instalaron de forma independiente, intentando buscar una solución a la crítica situación económica y laboral que sufrían y crearon empresas propias de fabricación de muebles. Alguna de ellas sigue en activo y exponiendo en Feria del Mueble Yecla. En la actualidad, algunas de ellas todavía permanecen en activo.

El doctor en Bellas Artes, Edmundo Palop dice al respecto que dentro de sus muros estaba la flor y nata de la ebanistería yeclana y también los temperamentos más decididos; pero, por diversas circunstancias, la Cooperativa entró en crisis económica y se deterioró en exceso el normal funcionamiento de la fábrica, lo cual la abocó al cierre definitivo.

La inquietud de los industriales yeclanos les lleva a dar un paso más en el proceso de consolidación de la economía local centrada en el sector del mueble y en el año 1961, se decide realizar la Exposición Local del Mueble, ubicándose en el Colegio de los Padres Escolapios de Yecla. En ella participan 15 fábricas de muebles, dos tapicerías y una empresa de chapado de muebles, con gran éxito de visitantes y de satisfacción para los expositores.

 

En 1962, la muestra pasa a designarse como Feria Provincial del Mueble e Industrias Afines, contando con reconocimiento oficial y la participación de 24 firmas expositoras y 700 metros cuadrados de superficie. El certamen ferial de Yecla se convierte así en la primera Feria sectorial del mueble celebrada en España, una circunstancia que ayuda a que los mercados nacionales comiencen a conocer y valorar los fabricados industriales de muebles y tapizados.

La demanda de espacio de nuevos fabricantes y el crecimiento empresarial de Yecla consolidaron el certamen y en 1968 se construye el actual edificio ferial, que ha sufrido diversas remodelaciones y ampliaciones. Hoy en día, el Recinto Ferial cuenta con 17.000 metros cuadrados de superficie, donde se ubican un total de 130 firmas expositoras.

 

El certamen ferial de Yecla no ha sido ajeno al acontecer del sector del mueble, más bien le ha acompañado en su trayectoria, demostrando su capacidad de adaptación a los cambios socioeconómicos imperantes en el ámbito nacional e internacional. Además, la confianza de los industriales en la Feria del Mueble ha sido constante. La celebración anual del certamen, que no ha sido interrumpida desde su creación hace ahora 55 años es la mejor prueba de esta circunstancia. Por otro lado, la iniciativa empresarial que gestó en 1995 el Consorcio Exportador de Muebles de la Región de Murcia, Conexmu, ha sido un importante reclamo en la promoción e internacionalización del certamen.

 

En cada nueva edición ferial, la apuesta de los expositores y visitantes profesionales se refuerza con el apoyo de las Administraciones Local y Regional, contribuyendo a consolidar este municipio como un enclave industrial de suma importancia en la Comunidad Autónoma de Murcia.

flecha de movimiento
Historia de la feria del mueble de Yecla